HERRERO MARTÍNEZ DE NANCLARES, María Purificación  [HERRERO, Mari Puri] 
(Bilbao, 1942)
Pintura, Artes gráficas, Dibujo. Bilbao


Nace en Bilbao en 1942. Su aprendizaje artístico discurre, inicialmente, en el taller de
Ascensio Martiarena en San Sebastián donde adquiere un perfecto dominio del dibujo.
En 1958 se traslada a Madrid para asistir a las clases de dibujo y pintura en el Círculo de
Bellas Artes y en el Museo del Prado. Durante los cuatro años que reside en la capital también
estudia linóleo y aguafuerte en los talleres de Dimitri Papageorgiu y Enrique Ortiz
respectivamente.
Este doble interés por la pintura y el grabado le lleva, en 1966, hasta Holanda becada por la
Diputación de Bizkaia y el gobierno holandés, allí amplía sus conocimientos en el Rijksakademie
de Amsterdam.
Entre 1969 y 1971 se instala en París donde asimila la corriente figurativa que ella interpreta
desde una visión simbolista. A su regreso a Bilbao inicia una intensa actividad expositiva por
diferentes capitales españolas y europeas, llegando a convertirse en una de las figuras más
populares de la cultura artística vasca.
En 1978 crea Marijaia, la figura emblemática de la Aste Nagusia de Bilbao, que le lleva
a recibir en 2012 el premio Sabino Arana por su contribución a la difusión de la fiesta de
Bilbao.
Ha trabajado e investigado en diferentes campos artísticos, destacando magistralmente en la
pintura con una pincelada suelta de raíz impresionista y en el grabado, donde utiliza
diferentes técnicas (aguafuerte, linóleo, xilografía...) en función de sus necesidades
plásticas.
En su obra, Mari Puri Herrero refleja un mundo inquietante en el que se confunden lo real y lo
fantástico. El dominio del dibujo y el color, el equilibrio compositivo y una desbordante
imaginación le permiten crear una personal iconografía que, a modo de hilo conductor, ha
reinterpretado a lo largo de su trayectoria. Seres imaginarios y arquetípicos pueblan los
escenarios y paisajes ideados por la artista intentando ofrecer un universo de poesía y
fabulación.