UCELAY URIARTE, José María de
(Bermeo, Bizkaia, 1903 -  Bilbao, Bizkaia, 1979)
Pintura, Dibujo. Busturia (Bizkaia), Londres


José María Gabriel Santos de Ucelay y Uriarte nace el 1 de noviembre de 1903 en Bermeo,
pero su formación y enseñanza transcurren en Bilbao a partir de 1909, cuando se traslada con
su familia. Aunque intentó estudiar Ingeniería, Derecho y Química, matriculándose en
diferentes universidades, su verdadera pasión y dedicación era la pintura. Así en 1922 viaja
hasta París para profundizar en sus conocimientos artísticos. Entra en contacto con los nabis,
fauves y postimpresionistas, conoce el cubismo y  futurismo y se muestra muy interesado por
el mundo oriental. De esta manera va creando su particular estilo en el que se aprecia un
refinado y exquisito gusto artístico.
Durante su juventud participa de todos aquellos acontecimientos culturales que se estaban
produciendo en Bilbao. Se ve influenciado por la I Exposición Internacional de Pintura y
Escultura que se celebró en 1919 y participa en las actividades expositivas de la Asociación de
Artistas Vascos. En 1925 viaja a Madrid, con motivo de la Primera Exposición de la Sociedad de
Artistas Ibéricos, en la que tomó parte, y en 1926 su exposición en Bilbao es elogiada por la
crítica.
De factura meticulosa y depurada, en la que domina el dibujo y la linea, la pintura de José
María Ucelay parte del realismo para adentrarse en lo mágico y misterioso a través de la
atmósfera con la que envuelve las figuras. Su magistral dominio del cromatismo consigue
convertir la luz y sombra en una experiencia estética.
En los años 30 se interesa por el estudio del color y lo atmosférico, es cuando realiza su
famoso mural para el batzoki del Partido Nacionalista Vasco en Bermeo (1933). Durante la
Guerra Civil es designado director de Bellas Artes del Gobierno de Euzkadi y, en 1937,
comisario de la Sección de Euzkadi en el Pabellón Español de la Exposición Internacional de
París. A partir de este momento se exilia y, junto a Manuel de la Sota, forman el
grupo artístico Eresoinka para el que el pintor diseña trajes y escenografías.
En 1939 recibe de Londres varios encargos para la decoración de restaurantes, con temas
marítimos. Allí permanece hasta 1949 cuando, a su regreso, alterna las estancias entre
Busturia, donde pinta, y Madrid, donde asiste a exposiciones y se reúne con antiguas amistades.
Las continuas crisis personales y las dificultades artísticas hacen que José María Ucelay se
recluya, definitivamente en 1969, en la antigua casa familiar de Chirapozu en Busturia.
En su última etapa se dedica a la pintura de caballete y participa en las más importantes
exposiciones bilbainas hasta que fallece en 1979, el día de Navidad.