GUIARD LARRAURI, Adolfo
(Bilbao, Bizkaia, 1860 -  Bilbao, Bizkaia, 1916)
Pintura, Acuarela, Dibujo. París, Bilbao (Bizkaia)


Nace en Bilbao en 1860. A muy temprana edad inicia sus estudios artísticos con Antonio María
Lecuona continuando su formación en Barcelona con el pintor Ramon Martí Alsina.
En 1878 se traslada a París para completar su aprendizaje en la academia Colarossi.
Edgar Degas, Émile Zola y Alphonse Daudet le introducen en los círculos artísticos franceses,
donde conoce a Édouard Manet, Claude Monet o Puvis de Chavannes entre otros.
El espíritu del impresionismo cala profundamente en él haciendo de la luz, el color y los temas
naturalistas los verdaderos protagonistas de su pintura.
En 1886 regresa a Bilbao y se convierte en referencia de modernidad para los jóvenes artistas.
Imparte clases de pintura en su estudio, colabora con la Sociedad Euskalherria y entabla
amistad con Ramón de la Sota. Al año siguiente la Sociedad Bilbaína le encarga varias obras
para su sede en la Plaza Nueva.
Terminado este encargo se traslada a vivir a Bakio (Bizkaia) con la intención de pintar en
plena naturaleza. La Comisión de Fiestas de Bilbao le propone realizar un transparente, con la
ría como tema, para decorar la Plaza Nueva. No se conserva ninguna imagen de la obra pero, sin
duda, causó gran admiración dada la singularidad de la técnica que permitía el paso de la luz
sobre un soporte de papel.
En 1890 se instala en Murueta (Bizkaia) y retoma la producción de obras de grandes
dimensiones, desde allí continúa manteniendo contacto con los pintores vascos a través de los
viajes que realiza a Bilbao y de las visitas que recibe. Nueve años después se traslada a Artea
(Bizkaia) para compartir estudio con Anselmo Guinea.
Recibe sendos encargos para realizar las vidrieras de las residencias de Antonio Larrinaga en
Bilbao y  Rafael Picabea en Oiartzun (Gipuzkoa). También la Casa de Juntas de Gernika le
encarga un conjunto de vidrieras, para las que Adolfo Guiard propone una temática alegórica
en la que se hace patente la influencia simbolista recibida de Gauguin.
A partir de 1903 traslada, definitivamente, su residencia a Bilbao, en el barrio de Deusto.
Hasta su muerte, en 1916, participa activamente del ambiente cultural de la ciudad,
colaborando con la revista satírica El Coitao y asistiendo a las exposiciones de la
Asociación de Artistas Vascos.
Adolfo Guiard puede ser considerado una de las figuras capitales de la renovación de la pintura
vasca. Siempre atento a las novedades se vio atraído por el japonismo y la fotografía que supo
aplicar magistralmente en sus composiciones. Sin su presencia no hubiera sido posible el
desarrollo de la modernidad en el panorama artístico del País Vasco.