ARTETA ERRASTI, Aurelio
(Bilbao, Bizkaia, 1879 -  México, 1940)
Pintura. Bilbao (Bizkaia), México


Aurelio Bibiano Arteta y Errasti nace en Bilbao el 2 de diciembre de 1879, hijo de Eusebio
Arteta Labrador, natural de Barbastro (Huesca) y de Petra Errasti Zabala, natural de Bilbao.
En 1893 comienza sus estudios en la Escuela de Artes y Oficios de Bilbao, pero en 1894, un
cambio en el destino laboral de su padre obliga a toda la familia a trasladarse a Valladolid,
donde prosigue su formación artística. Ingresa en la Escuela de Artes y Oficios de Valladolid
siendo discípulo de José Martí y Monsó, quien le enseña la técnica del grabado y trabaja como
ordenanza en la editorial Miño.
En 1898 llega a Madrid y se matricula como alumno libre en la Escuela de Bellas Artes de San
Fernando. Durante el primer curso obtiene la primera medalla de dibujo y es nombrado alumno
honorario del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Ejerce variopintos oficios para vivir y poder
estudiar: pintor de brocha gorda, retocador de grabados, litógrafo, dibujante de periódicos y
de revistas de moda y comparsa del Teatro Real.
Entre 1902 y 1906, gracias a una pensión que la Diputación Provincial de Vizcaya le concede
por su obra Accidente de trabajo en una fábrica de Vizcaya, se establece en París. En
1903 expone sus obras de pensionado en los salones de la Sociedad Filarmónica de Bilbao, que
donará  a la Diputación como agradecimiento por la beca.
A finales de 1906, tras viajar por Bélgica e Italia, regresa a Bilbao. Con el bagaje de sus
experiencias parisina e italiana inicia la maduración de su estilo personal, instalando su
primer estudio en los muelles de Uribitarte de Bilbao y posteriormente en la calle Ibáñez de
Bilbao.
Celebra su primera exposición individual en el Salón Delclaux de Bilbao. En los años siguientes
Aurelio Arteta realizará una intensa labor como pintor, litógrafo, cartelista, ilustrador de
libros, revistas y periódicos.
Comienza a recibir pedidos de retratos de personajes ilustres  de Bilbao y obras de temática
costumbrista.
En 1911 participa como socio fundador de la Asociación de Artistas Vascos de Bilbao, con la que
expone en diversas muestras colectivas, en Bilbao, Eibar(Guipúzcoa), Madrid, Zaragoza,
Barcelona. Participa en la primera Exposición de Arte Moderno organizada por la Asociación de
Artistas Vascos en la Sociedad Filarmónica de Bilbao.
En 1913 realiza la obra Eva arratiana para la Sociedad Bilbaina. Dos años más tarde
se casa con Natividad Villarreal y tiene su primer hijo, Aurelio Arteta Villarreal. Natividad
fallecerá en Madrid en 1921.
A partir de 1916 participa en diferentes exposiciones: en el Palacio del Buen Retiro de Madrid,
organizada por la Asociación de Artistas Vascos donde Aurelio Arteta presenta una única obra,
Pescadores. En 1918 participa, con las obras Marinero y Ondarroa,
en la exposición celebrada con motivo del Primer Congreso de Estudios Vascos en la
Universidad de Oñati.
En 1919, para la Exposición de Arte Español Contemporáneo de París envía dos lienzos,
Mirentxu y Despedida de las lanchas, consideradas por Juan de la Encina
como "las dos mejores obras que ha producido Arteta".
Durante el verano de este mismo año, en los Jardines Albia de Bilbao, se celebra la Primera
Exposición Internacional de Pintura y Escultura y Aurelio Arteta participa en ella con las dos
telas cedidas para la Exposición de París.
La década de los años veinte suponen su consagración desde el punto de vista crítico y social.
Presenta en la Exposición de Pintura Española, celebrada en la Royal Academy de Londres, una
obra de carácter simbólico y expresivo Los náufragos.
Ya por aquella época había asimilado algunos aspectos del cubismo, desempeñando en la
escena artística del País Vasco un papel similar al de Vázquez Díaz en Madrid o Sunyer en
Barcelona.
Ejecuta, por encargo del arquitecto Ricardo Bastida, un mural para la rotonda del Banco de
Bilbao en Madrid. La obra, terminada en 1923, gira temáticamente en torno al mundo del
trabajo. Estas pinturas murales han recobrado su esplendor tras la restauración que ha sido
realizada en mayo de 2003.
En 1924 asume la dirección del Museo de Arte Moderno de Bilbao, cargo del que dimite en
1927. Participa en la primera exposición de la Sociedad de Artistas Ibéricos, celebrada en el
Palacio del Buen Retiro de Madrid en 1925.
En 1928 lleva a cabo su segunda composición mural, el ábside del Seminario de Logroño que
arquitectónicamente había realizado Ricardo Bastida. En esta ocasión tuvo que aceptar la
imposición del tema así como otros condicionantes que repercutieron en la ejecución de la
obra, resultando un friso de corte simbolista y clasicista.
En 1929 contrae matrimonio con Amalia Barredo Ezquerra, una de sus antiguas modelos con
quien tiene su segundo hijo, Aurelio Arteta Barredo.
Obtiene la primera medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1932 con Los
naúfragos, obra con la que también concurre a la 19ª Bienal de Venecia de 1934. En 1936
recibe el primer premio del Concurso Nacional de Pintura por su obra Las bañistas.
El estallido de la Guerra Civil española le sorprende en Madrid, donde era profesor de dibujo
en la Escuela Superior de Pintura, se traslada a Valencia para participar en diversas
actividadesculturales y desde allí parte hacia Barcelona. Tras una breve estancia en París, se
establece en Biarritz (Francia), donde ejecuta una de sus mejores y más delicadas series
pictóricas acerca de los desastres de la Guerra Civil española, Evacuación de un pueblo
y Tríptico de la guerra.
Finalmente, en 1939, embarca con su mujer hacia México. Allí continúa su labor pictórica en la
que la temática vasca se entremezcla con la etnografía y el folklore indígena.
El 10 de noviembre de 1940 fallece en México en un accidente de tranvía.